Las pestañas protegen el ojo si su longitud es óptima

Científicos estadounidenses han llegado a la conclusión de que las pestañas protegen el ojo si su longitud es óptima. Aunque desde un punto de vista cosmético, las pestañas nunca son lo suficientemente largas, pero cuando se ve desde la perspectiva de la salud, deben tener una longitud específica.

En un estudio publicado en el “Journal of the Royal Society Interface”. De acuerdo con este estudio, las pestañas solo ofrecen una protección óptima al ojo si su longitud es un tercio de la anchura del mismo.

pestañas

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia (Atlanta) examinaron pieles de animales del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. Descubrieron que la longitud de las pestañas en la mayoría de los mamíferos (incluidos los humanos) demuestra la misma proporción con la anchura del ojo: uno a tres.
Posteriormente, los científicos construyeron un túnel de viento y un modelo de un ojo humano adulto para simular el flujo de aire alrededor del ojo. Una malla que rodeaba el ojo simulaba las pestañas. Se varió su longitud y se midieron los efectos sobre el ojo.

Si las pestañas eran demasiado cortas, aumentaba el flujo de aire alrededor del ojo y permanecían más partículas en la superficie. Cuando se alargaron, se redujo el flujo de aire y se formó una capa de aire de lento movimiento sobre la córnea, que mantenía el ojo hidratado y libre de partículas.

Sin embargo, ocurrió lo contrario cuando las pestañas eran demasiado largas. En este caso, se introducían demasiado en el flujo de aire y creaban una especie de cilindro que conducía el aire y sus moléculas hacia el ojo y además provocaba una evaporación más rápida.

En consecuencia, las pestañas forman una especie de barrera que controla el flujo de aire y la proporción de evaporación en la superficie de la córnea, según explicó el autor del estudio, Guillermo Amador. “Por esta razón, las pestañas largas, elegantes y falsas no son ideales. Pueden quedar bien, pero no son lo mejor para la salud de los ojos”.

Fuente: Univadis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *